Encuentra y desarrolla tu PASIÓN

Pasión y desarollo 2

La pasión constituye la llama que enciende las más altas motivaciones del alma. ¿Por qué entonces encontramos a tanta gente que vive sin pasión ni entrega? ¿A qué se debe esta desidia? Procuraré explicar cuáles son las razones de tanta apatía actual en las personas; y por otro lado, dar claves para encontrar nuestra motivación y pasión, de manera que, podamos desarrollarlas con garantías y éxito.

Nada de valor en nuestras vidas ha sido logrado sin pasión ni entusiasmo. Ambas virtudes comportan una de las claves primordiales para la felicidad. El entusiasmo y la pasión nos otorgan una perspectiva renovadora, eficaz e integral, sobre aquello que deseamos desarrollar y potenciar. Suponen el punto de partida para toda acción hecha con propósito y sentido últimos. La calidad de nuestra vida dependerá de aplicar con el debido coraje nuestra pasión y visión más altas.

¿Cuál es la razón entonces de tanta infelicidad y vacío interior? ¿Cuál puede ser el verdadero motivo de tanta apatía, desidia y falta de interés? La razón principal es que no amamos, ni nos apasiona especialmente lo que hacemos. No llevamos las riendas de nuestra existencia, ni plasmamos nuestros más profundos anhelos por miedo a perder nuestra “cálida” zona de confort. Preferimos comodidad y bienestar a tener felicidad y realización, y claro, no es de extrañar que la gente se sienta tan insatisfecha de su situación a pesar de satisfacer muchas facetas de su vida.

La zona de confort es el mayor saboteador de la pasión. Esta zona regula, condiciona, juzga y pasa por un filtro estricto, cualquier idea creativa, apasionada y entusiasta. La comodidad se aferra a la seguridad que proporciona lo conocido, y evade cualquier cambio y visión que implique navegar por las aguas de lo desconocido e inexplorado. Sin embargo, todos sabemos que nuestra realización, muchas veces se encuentra en esa idea creativa en la que creemos firmemente, y que a la postre, nos proporcionaría cumplimentar nuestro sueño y anhelo más profundo. ¡Hagamos caso a la intuición de nuestro corazón y no a la racionalidad de la mente! La intuición es la clave para detectar nuestras motivaciones más profundas, y para resolver el enigma de encontrar aquello que verdaderamente nos apasiona.

Todo atisbo de mejora y de progreso solo puede llegar a través de la pasión. Es la condición indispensable, desde la cual, abordar un proyecto, acción o experiencia vital con la mayor ilusión, entrega y aprendizaje. La pasión nos hace disfrutar y amar con locura aquello que hacemos, y por tanto, nada tiene una carga adherida ni pesada. Todo aquello que emprendemos se vuelve un reto apasionante y digno de ser resuelto, porque sabemos que nuestra realización reside allí.

A continuación os enumero cinco poderosas claves para encontrar nuestra verdadera pasión:

1. Conócete a ti mismo

Este poderoso aforismo es una de las claves para hacer una correcta introspección y encontrar nuestra pasión y entusiasmo.

2. Haz preguntas clave

Una pregunta clave nos permitirá acceder a un nuevo abanico de posibilidades que permita aflorar nuestra pasión.

3. Sé tu mejor tú

Como dijo el gran filósofo Heródoto: “Es preferible ser audaces y correr el riesgo de padecer la mitad de los males que esperamos, que permanecer en cobarde apatía por temor a lo que pueda ocurrir”.

4. Aplica el principio de expansión del éxito

Nuestra vida se expandirá o se contraerá en la misma proporción que nuestra disposición a caminar hacia las cosas que más tememos.

5. Conviértete en una fábrica de ideas

Una gran idea podría revolucionar nuestra vida y encontrar aquello que verdaderamente nos motiva.

Debemos inculcar el entusiasmo y la pasión en todos los estratos sociales, y a cada individuo capaz de aportar y marcar la diferencia. No podemos permitirnos seguir viviendo de manera apática e indiferente ante los desafíos que nos brinda la vida. No podemos seguir viviendo una vida prestada en la que las opiniones de los demás rijan nuestras decisiones y destinos. Debemos tomar la delantera y dirigir eficientemente nuestra vida para así poder ser nosotros mismos. La pasión es el motor que mueve al mundo a ser mejor y a evolucionar, ¡Seamos testigos y aplicadores de esa pasión!

¡Feliz año y os deseo de todo corazón mis mejores deseos para el 2014! 😉

“El amor es el poder iniciador de la vida; la pasión posibilita su permanencia”.

Anónimo

10 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s