Archivos en la Categoría: Excelencia

Siete fundamentos para forjar una vida excelente

crecimiento_personal

¿Deseas alcanzar una vida excelente? ¿Cuáles son tus aspiraciones y anhelos más profundos con respecto a la vida que pretendes construir? ¿Cuáles son las diferencias que propician calidades de vida tan distintas y dispares? La excelencia es una forma de vida, una actitud que se adopta de forma consciente y persistente, y cuyo cometido es forjar la mejor versión de nuestro ser en todo su abanico de posibilidades.

Ser excelente requiere compromiso, visión y dedicación inquebrantables. Responde a una manera precisa de entender la vida, y lo que ésta puede producir en nosotros en forma de experiencias y aprendizajes. La excelencia es el fruto del enfoque y la visión nítidas con respecto a lo que somos y decidimos ser. Es una elección consciente que busca potenciar todos los recursos, talentos y habilidades que poseemos. La excelencia es sinónimo de integridad y grandeza. Es la pasión interna que tiñe de belleza y de verdad todo lo que toca. Leer Más

Descubre tu genialidad

Genialidad

¿Estás dispuesto a desarrollar tus habilidades innatas de la mejor manera posible?¿Deseas lograr un conocimiento y desarrollo en tu ámbito que catapulte tu ser a lo más alto? Ser un genio en lo que haces no es algo que esté reservado a un tipo exclusivo de personas con una pericia exquisita y fuera de lo normal. La genialidad es algo que está al alcance de cada uno de nosotros, ya que todos sin excepción, poseemos habilidades, talentos y dones únicos esperando a ser potenciados de la mejor manera.

Sin embargo; ¿Por qué la excelencia y la genialidad son aspectos tan poco comunes y desarrollados? Creemos falsamente que el genio nace y no se hace. Pensamos que la genialidad es fruto de un don único y particular que no es susceptible de ser trabajado, interiorizado y aprendido. Construimos una creencia limitante y ficticia, en la cual, elaboramos un binomio que dice: Genialidad = Talento fuera de lo normal. De esta manera, teñimos la genialidad de exclusividad y particularidad. Con este pensamiento, solo unos pocos pueden saborear las dulces mieles que producen sus dones. Leer Más

La fortaleza de los hábitos

Hábito

Me gustaría comenzar este artículo citando a Anthony Robbins y su genial perspectiva sobre el hábito: “Si queremos dirigir nuestras vidas debemos tomar el control de nuestras acciones. No es lo que hacemos una vez lo que moldea nuestra vida, sino lo que hacemos consistentemente”. Esta poderosa clave ha cambiado mi vida y espero que pueda cambiar la vuestra, porque la calidad de nuestras acciones determinará enormemente la eficacia de nuestros resultados y la consecución de nuestros objetivos.

Los hábitos constituyen la materia prima del éxito. Sin ellos resulta imposible organizar, fijar y visualizar tareas de manera decisiva. Son los mecanismos constituyentes para una acción plena de sentido y propósito, desde la cual, abordar un objetivo con claridad y visión nítidas. Los hábitos nos proporcionan el combustible y la energía necesarios para perseverar en aquello que nos motiva y nos apasiona. La calidad de nuestros hábitos determinarán la calidad de nuestras acciones, y éstas a su vez determinarán nuestros resultados. Es por eso que resulta de vital importancia adentrarse en el hábito, y ver cuál es la mejor manera de adquirirlos. Leer Más

Proactividad: El paradigma de la autoconciencia

Proactivo

La proactividad es un paradigma que logra sacar a la luz la verdadera naturaleza ilimitada del ser humano. Es un método que busca la confluencia de factores decisivos como los valores, la responsabilidad y la conciencia; redefiniendo así el marco de posibilidades con la que la persona puede moldear su actitud, comportamiento y compromiso. La proactividad mejora sensiblemente nuestro potencial personal, ya que maximiza nuestras fortalezas y virtudes consiguiendo un mejor desarrollo y desempeño.

Nuestro comportamiento se puede dividir en dos modelos que lo sustentan: El modelo reactivo y el modelo proactivo. El modelo reactivo responde a una visión determinista de la realidad, es decir, la realidad de lo que me sucede viene determinado por una serie de patrones (biológicos, psíquicos y ambientales) que impiden controlar mi actitud y mis sentimientos que se derivan de ella. Dentro de este modelo estamos perdidos, debido a que el control de lo que somos y lo que queremos está en manos de un tercero, la realización se torna difícil ya que dependemos de que todos los factores externos funcionen de manera perfecta, algo que de hecho es irrealizable. Leer Más

Alcanza la maestría personal

maestría personal

Antes que nada, me gustaría delimitar de manera clara lo que entiendo por maestría y sus derivaciones. Muchos de nosotros, tenemos la falsa creencia de que la maestría está al alcance de unos pocos privilegiados y “eruditos”, cuyas excelsas capacidades permiten crear una dinámica y realidad inigualables. Nada más lejos de la realidad.

Esta perniciosa creencia es la que origina la desidia, la falta de esfuerzo y de compromiso necesarios para emprender un objetivo o tarea determinados. La sociedad de hoy en día, por lo general, no cree que se pueda conseguir una maestría o un dominio en una o diversas facetas, y se contenta con controlar de manera más o menos acertada los acontecimientos y realidades que suceden. Se asume una postura de control y no de indagación, de cumplimiento y no de mejora continua. De esta manera, resulta difícil lograr una sociedad que vele por el bien común y por el crecimiento real de todos los que la integran. Leer Más

« Entradas Anteriores Últimas entradas »